Espectaculos

Primera noche de Cosquin Rock con casi 40 mil personas

Primera noche de Cosquin Rock con casi 40 mil personas

Show

El festival tuvo un inicio impecable. El final fue aguado y abrupto. El escenario central mostró renovación, aunque todavía es difícil dejar ir a los consagrados. Crónica de todo lo que dejó el primer día.

Con las montañas de un lado y un mar de autos y carpas del otro, el predio de Santa María de Punilla fue sede una vez más de un torbellino de música que arrancó pasadas las 14 con el sol sobre la cabeza y una humedad apabullante sobre los cuerpos.

Nada detuvo la llegada de fanáticos desde distintos puntos del país, e incluso muchas de las bandas de Buenos Aires como Ojos locos (oriundos de Villa Real) y Nagual (de Mataderos)  trajeron cientos de fans a bordo de colectivos que buscaron dónde hacer base para luego llegar al predio y alentar el corto set de la banda que duró aproximadamente 45 minutos sobre el escenario principal.

El show de Las Pelotas arrancó pasadas las 18 cuando una brisa fresca aliviaba los cuerpos ya cansados de tanto saltar. Las banderas se duplicaban y agitaban al ritmo de Ya no estás, de su disco Basta, continuaba con Víctimas del Cielo de su disco Brindando por Nada y cuando la furia rockera inundaba el campo del predio el tema Personalmente fue un bálsamo que trajo calma. Germán Daffunchio aprovechó el final antes de soltar el clásico Capitán América para pedir por la libertad de Callejeros. “Ya basta. La música no mata”, dijo escuetamente.

Cuando se bajaron del escenario desde la organización les dieron una mención para recordar que son la única banda que estuvo presente en las 18 ediciones del festival. En charla con VOS Daffunchio reiteró que este “es el festival más federal del país” y hay que valorarlo por eso, algo que también aseguró a este diario Walas, de Masacre, antes de salir al escenario del Universo Geiser. Luego de un set repleto de canciones que “sabemos todos”, cerró su show con un tributo a Sumo y su tema Crua chan.

Pasadas las 20, Ciro y los persas animaba a la multitud a fuerza de hits (que los tiene, y muchos) aunque hay que decir que los clásicos de Los Piojos como Tan solo, y Todo pasa fueron los más coreados. En el inicio de su set presentó su último disco Naranja persa y también repasó algunas canciones de 27, su disco anterior. El más agitado fue Barón Rojo.

Sobre el final, Andrés Ciro Martínez hizo un chiste y aseguró que no vendría más al Cosquín Rock, se hizo un silencio y vinieron los abucheos. Luego completó la frase “hasta que no tenga disco nuevo” e inmediatamente comenzó a sonar el set final con un enganchado de clásicos como: FarolitoEl balneario de los doctores crotos y Muévelo. A esta altura del festival ya no había nadie quieto.

Pasadas las 22, el escenario principal quedó en manos de Creedence Clearwater Revisited. La clásica banda estadounidense desembarcó en el Aeródromo de Santa María de Punilla con un puñado de éxitos inoxidables que removieron recuerdos y desataron multitudinarios “pogos” acompañados de agite de banderas y mucho baile. The Midnight SpecialDown On the CornerProud MaryBad Moon Rising y Fortunate Son fueron algunos de los hits que integraron el setlist, que además contó con la coreada Green River, conocida popularmente por ser la inspiración para el canto de cancha “Brasil decime qué se siente”. Vale destacar que nadie entonó ese cántico, aunque en cambio todos intentaron cantarla en inglés. El rock clásico no pasó de moda y eso quedó bien claro con los coros de Have You Ever Seen the Rain.

Skay Bellingson: El flaco subió al escenario principal en el momento justo para calmar a las fieras, que luego del set internacional de Creedence, comenzó con el pogo de nuevo. Arrancó con los hits de su carrera solista como El gloem de PartenalOda a la sin nombre y Flores secas. Para sorpresa de todos, luego llegó el tema más coreado de la historia del rock argentino: Ji, ji, ji. Como es costumbre se abrieron monstruosos círculos en el centro del predio que se “tragaron” a desprevenidos y valientes. Luego de una serie de temas de sus discos solistas como Falenas en cielo la gente comenzó a pedir por El pibe de los astilleros (del disco La mosca y la sopa de Los Redondos) pero el clásico nunca llegó. En cambio sí llegó el final del show.

Pasadas la una de la madrugada sobre el escenario principal sonaba Locura y realidad del segundo disco de la banda llamado Las pastillas del abuelo y sobre el cielo de Santa María de Punilla ya se avecinaba la tormenta que se desató torrencialmente cuando la banda de Buenos Aires tocó su clásico Rompecabezas. La banda siguió tocando de una manera épica hasta que de repente la lluvia lo cubrió todo y el show se terminó abruptamente cuando faltaban solo tres temas para el cierre. Mañana será otro día, pensaron asistentes y técnicos.

Mirá algunos videos de la primer jornada. 

Click para agregar un comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espectaculos

Más en Espectaculos

Whatsapp image 2018 02 20 at 18 51 57

Fonsi, Gente de zona, Prince Royce, Hash y Miguel Bose, los nombres de Viña del Mar

Natalia Balverdi21 febrero, 2018
Rey momo

Carnavales: Este fin de semana Jesús María Quema el Rey Momo

Natalia Balverdi20 febrero, 2018
Los huayra portada

Los Huayra cerraron la Fiesta Criolla de Juárez Celman

Natalia Balverdi19 febrero, 2018
Viña del mar 2

Más Radio internacional: Aquí toda la previa de Viña del Mar 2018

Natalia Balverdi19 febrero, 2018

Jesus María

Temperatura
16°
cielo claro
Humedad: 29%
Viento: 3m/s NE
Máx: 29 • Mín: 14
Weather from OpenWeatherMap

CONTACTO

Copyright © 2015 98.7 Más Radio. Theme by Mkiisoft

Shares
Share This